sábado, 18 de abril de 2015

LAS SILLAS DE BRIGHTON





A pesar de que Las sillas de Brighton las pinté y vendí hace mucho tiempo, he querido mostrarlas para que veáis hasta qué punto mi atracción por las rayas hacía que la vida me llevara a lugares en donde me encontraba con mis obsesivas amigas: las rayas.
La playa de Brighton no es demasiado agradable, es de piedritas y el tiempo no es el mejor del mundo pero estar sentada en una hamaquita dejándose acariciar por la suave brisa del Atlántico tapada con una manta, es un plan muy inglés.
Además Brighton ha sido destino de veraneantes elegantes durante mucho tiempo y tiene buenos restaurantes y algunos lugares sofisticados.

Ultimamente ha bajado el nivel, sin embargo han añadido sillas de rayas rojas y blancas que le dan mas color a esa playa de invierno.


(post publicado en el año 2009)

1 comentario:

Martin Del Busto dijo...

Estuve este verano en Brighton y la verdad es que me llevé una gran sorpresa. Era todo precioso. Casas de colores en los Laines y la playa (aun siendo muy incómoda) tiene mucho encanto en mi opinión. Estaba todo lleno de gente joven y vestían de una forma muy extraña que me llamaba muchísimo la atención. Le pregunté a mi profesor de inglés por qué vestían así y me dijo que la gente alli era muy "Open Minded" y con eso me quedé.