sábado, 16 de febrero de 2019

Publicado en el año 2008




viernes, marzo 07, 2008

CAJITA DE LOS GUDARIS






Cuando a través de la galería Arteta me invitaron a participar en la exposición EUSKADI MARGOLARITZEN-EUSKADI EN POLONIA Y PRAGA, que consistía en que una representación de artistas vascos exponíamos en Polonia y Praga, presenté la CAJITA DE LOS GUDARIS. Esta es la única foto que tengo por lo que os voy a explicar cómo es la cajita en realidad:
Es una caja de 40x40x10 cms. forrada con tela de cuadros verdes y negros (la del típico kaiku, chaqueta típica vasca). Apoyados en la base en el espacio entre el fondo y el cristal, están dos figuras de madera recortadas y pintadas con una ikurriña tachada, que encontré en las entrañas de la famosísima tienda "El perro chico" (calle Bidebarrieta en Bilbao) que ya no existe.
Delante de la parte correspondiente a la ikurriña tachada puse tres barrotes pintados de negro.
El objeto-ensamblaje estaba metido en una caja de madera negra cerrada herméticamente con un cristal.

Esta cajita la hice en el año 1976, cuando salí de la cárcel de Basauri en donde estuve 4 días por darle 2000 pts. a Santi Bilbao para que me comprase marihuana en San Sebastián.
Cuando me vino a buscar la policía a mi casa y me invitaron a acompañarles, me puse mi kaiku verde y negro y así estuve vestida toda la semana.
Me tuvieron 3 días en comisaría, 4 días en Basauri y 6 meses en Peligrosidad Social yendo a firmar al Juzgado de Bilbao cada 15 dias. Creo recordar que el juez que llevó mi caso se apellidaba Duval.

No acaba aquí la historia:
Cuando Juan Elua (dueño y director de la galería Arteta) volvió de Polonia y Praga después de todo lo que supuso que los pintores vascos hubiéramos expuesto allí, la repercusión en los medios de toda Europa etc. etc. yo estaba encantado, feliz y orgullosa.
Pues bien ¡cual fue mi sorpresa! cuando Juan Elua me confesó compungido que mi cajita no había obtenido el permiso para pasar la frontera por miedo a que en su interior se hallara una bomba trampa.